musulman

Visita Guiada

FollowMe Toledo ha diseñado esta Ruta para mostrar al viajero los auténticos tesoros de esta ciudad.

Reserva a través de nuestro número de contacto +34670796124

Estaremos encantados de atenderle

TOLEDO MUSULMÁN

ENCUENTRO: PLAZA DE ZOCODOVER

Duración de la Ruta: 1:30 h

Precio de la Ruta incluye entrada a Monumentos

Sólo accesible para Rutas Privadas y Grupos.

En el año 711 los bereberes de Tarik ponen fin al reino visigodo de Toledo y la definieron como “la ciudad de los reyes”. Los musulmanes destacaron por su tolerancia al permitir a los habitantes de Toledo seguir practicando su religión en seis iglesias. En los más de tres siglos en que la ciudad fue musulmana, vio profundamente transformado su aspecto con nuevas construcciones, algunas de las cuales han llegado hasta nuestros días.

 

Entramos en la ciudad amurallada de Toledo como lo hacían los reyes árabes por la puerta de Alfonso VI

Puerta de Alfonso VI

Antiguamente esta puerta era la entrada principal a la ciudad, mezclados en ella los estilos cristiano y musulmánSe construyó en el siglo IX y su nombre se debe porque según cuenta la leyenda este rey entró por ella en el año 1085, seguramente quedando prendado de la ciudad.

Nada más atravesar la puerta de Alfonso VI y antes de llegar a la iglesia de Santiago del Arrabal, nos encontramos con uno de los tantos rincones maravillosos que esconde la ciudad de Toledo.

Iglesia de Santiago del Arrabal

La iglesia de Santiago del Arrabal fue construida en el siglo XII, donde se representa una bella muestra de arte mudéjar toledano. El templo tiene planta de cruz latina, con tres naves separadas por arcos apuntados y tres ábsides semicirculares, destacando sus tres portadas.

Antes de subir por la calle Real del Arrabal que lleva hasta la Puerta del Sol, encontramos un pasadizo subterráneo que conecta con una callejuela típica de Toledo. Estampas como esta dan una idea del entramado de sus calles que esconden mil y un secretos. 

Puerta del Sol

La Puerta del Sol fue construida en el último cuarto del siglo XIV en estilo mudéjar, convirtiéndose en una de las entradas principales a la ciudad. El arco de acceso es de herradura y por encima de él se encuentra otro arco de herradura pero de estilo apuntado. El nombre de esta puerta viene del relieve que se encuentra entre los dos arcos, donde está esculpido el emblema de la catedral, que representa la imposición de la casulla a San Idelfonso bajo el sol y la luna.

Justo enfrente de la Puerta del Sol se encuentran unas escaleras que suben hacia otra de las puertas de la ciudad, se trata de la Puerta de Valmardón.

Puerta de Valmardón

Se cree que la Puerta de Valmardón puede ser las más antigua de Toledo, ya que pudo construirse entre los siglos IX y X.

Nada más atravesar la Puerta de Valmardón nos encontramos a nuestra izquierda la Mezquita del Cristo de la Luz. 

Mezquita Cristo de la Luz

La mezquita fue construida a finales del siglo X, convirtiéndose años más tarde en templo cristiano. Su nombre viene de una leyenda asociada a la entrada del rey Alfonso VI a la ciudad en el año 1085, donde se cuenta que el caballo del monarca se arrollidó al pasar junto a la mezquita, considerándose este hecho milagroso, ya que se halló también un crucifijo y una lamparita ardiendo, llamándose desde entonces la Mezquita del Cristo de la Luz.

La mezcla del arte musulmán junto al arte románico se hace patente en este templo, como es el caso de la cabecera añadida a la mezquita,.

El interior del templo es muy austero, pero tiene un encanto especial andar entre las columnas que se elevan formando arcos de herradura. Miramos al techo para contemplar las cúpulas de la crucería cordobesa, todas ellas con diferentes formas. Además la cúpula central está iluminada con una luz azul que hace incrementar el encanto del interior.

Esta ermita también guarda una sorpresa en su interior, se trata de unos frescos románicos que se encuentran en el ábside y que representa la imagen de Cristo rodeado por un tetramorfo.

 

Salimos de la ermita para acercarnos a un mirador que se encuentra al lado, desde el cual se obtienen unas vistas magníficas de la ciudad.

Después de "perdernos" por sus calles, llegamos a otro de los monumentos que se incluyen en esta ruta.

Iglesia de los Santos Justo y Pastor

Este templo fue fundado en el siglo XI realizándose distintas transformaciones entre los siglos XIV y XVIII, convirtiéndose en un templo barroco, aunque aún conserva sus ábsides mudéjares.

Llegaremos a la plaza de Zocodover para visitar el barrio de los artesanos, recorreremos las callejuelas del Alcaná toledano y los palacios árabes del Alcázar; bordeamos la mezquita mayor (hoy, Catedral) por los callejones del barrio de los carniceros para terminar visitando el barrio mudéjar y de los tintoreros, donde descenderemos a los antiguos baños árabes.

Durante esta ruta visitamos otras dos iglesias cercanas a la de San Justo, se trata de la de San Lucas y la de San Miguel del siglo XII.

Cesta de compras